++Negai++ 9Goats Black Out X D'espairsRay

Ir abajo

++Negai++ 9Goats Black Out X D'espairsRay

Mensaje por ++Vana++ el Jue Dic 30, 2010 11:18 pm

Bueno, por ahora no hay una regla que me diga que debo publicar fics solode Screw, si al subir este fic, rompo con alguna regla que desconosca les agradecería que me lo dijeran.

Esta vez les traigo algo que surgió de una idea completamente
diferente a lo que pensé en un principio.

Después de leer una platica entre Ryo y Hizumi,
mi mentecita comenzo a maquinar cosas y cosas
y decidí hacer de esta pareja los protagonistas
de mi segundo fan fiction.

++Ryo x Hizumi++
9Goats Black Out X D'espairsRay

++Negai++
Capitulo 1: Ray




“Bienvenido a casa”
A ese lugar donde se encuentra esa persona que espera por ti
A ese lugar donde sabes que no estarás solo…
++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Eran las 7 pm, el sol se había ocultado y esa familia, integrada por tres personas, se encontraba frente a las puertas del Instituto Ray

-Hiroshi ¿estas seguro de que quieres hacer esto?- preguntó una madre preocupada a su primogénito y único hijo –Estoy seguro- afirmo el chico de 18 años mientras sacaba de la cajuela su equipaje. El padre permanecía silente, observando a detalle – Hiroshi, es la primera vez que estarás fuera de casa por tanto tiempo- la mujer le abrazo con ternura casi al borde de las lagrimas – estaré bien mamá- el padre tomo a su esposa por los hombros y la guió hacia el vehiculo – llama si necesitas algo- el joven asintió. Sus padres partieron bajo la promesa de verle para las vacaciones de navidad.
++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Me gire sobre mis talones y observé detenidamente las puertas negras de hierro forjado .abiertas de par en par que me daban la bienvenida a mi nueva vida como estudiante universitario.

Atravesé la entrada del lugar con la mochila en hombros y arrastrando mi valija de rueditas, caminando a paso lento, el largo camino de piedras era flanqueado por una basta barricada de pinos, el clima era muy distinto al de esta mañana, hacia frío y mi camisa a cuadros y los jeans con agujeros que vestía no podían hacerle frente a la temperatura. la escuela parecía estar bastante lejos de la entrada, ahora me arrepentía de haber insistido en bajar en la entrada y no dentro de las instalaciones, pero, conociendo a mamá, habría montado una escenita dramática frente a mis nuevos compañeros y acabando con mi inexistente reputación.

Aproximadamente 15 minutos después de andar por el sinuoso camino, el complejo educativo apareció ante mí, era imponente, de un estilo occidental antiguo, con ventanales enormes por los cuales se podía apreciar la elegante iluminación de los candiles, al entrar me percate de los altos techos y de la delicadeza del encortinado, la recepción estaba al frente, me dirigí al bello mostrador de mármol – Bienvenido, usted debe ser Yoshida Hiroshi, solo faltaba usted de llegar- menciono una sonriente chica que parecía ser la recepcionista, yo asentí -espere, ahora mismo solicito un guía que te muestre el camino a tu habitación- levanto el telefono pero no recibió respuesta – deben de estar ocupados, los carruajes rumbo a la villa debieron haber partido ya- su rostro me decía que no era algo bueno – si me indica el camino seguramente podré encontrarlo- la señorita soltó una risilla nerviosa – aunque se lo explicase no llegaría a tiempo para la cena- mencionó – entonces yo puedo guiarle, después de todo, él compartirá la ante-sala conmigo- me gire para conocer el rostro de quien poseía esa voz – Ryo-san, bienvenido, le agradecería que se tomara la molestia de mostrarle el camino- el aludido era un chico de apariencia delicada, llevaba un saco de lana, una bufanda y unos jeans justos, de color negro de pies a cabeza, su cabello azabache, largo y brillante caía desordenado por debajo de sus hombros – Negai Ryo, encantado de conocerle Yoshida-san- hizo una reverencia, reverencia que yo respondí de la misma manera. – Acompáñame por favor- seguido de sus palabras me regalo una mirada que me robo el aliento, no por que estuviera haciendo algún tipo de insinuación a mi persona, sino por que me perdí en el negro profundo de sus brillantes ojos –¿Yoshida-san?- volví de mis ensoñaciones y fui tras de el.

Caminamos por un pasillo que parecía ser infinito, el único sonido que rompía el encanto de tan precioso lugar, era el de las ruedas de mi valija, aun así, mientras seguía sus pasos, observaba la decoración de aspecto antiguo e impecable. Llegamos hasta una hermosa puerta con grabados en madera, el chico la abrió y me invito a salir, recorrimos una vereda que era iluminada por pequeños faroles, la vereda terminaba frente a lo que pude reconocer como las caballerizas –¿Sabes montar Yoshida-san?- su voz profunda y melodiosa arribo – Hizumi, llámame Hizumi- él mostró una sonrisa ligera ante mi petición y repitió para mi- ¿Sabes montar Hizumi-san?- negué con la cabeza sintiéndome un poco tonto – entiendo- su rostro se quedo pensativo, apoyo el mentón en una de sus manos y luego me dirigió la mirada –Por esta ocasión montaremos juntos- se acerco a mi y me retiro de entre las manos la valija – Esto se quedará aquí- llevo mi valija al fondo de la caballeriza, hasta un área parecida a una paquetería de centro comercial, la colocó en el cubículo con el numero #9, tomo la tarjeta que colgaba en la esquina del cubículo y me la entregó – Mas tarde los guías lo llevaran a tu habitación- asentí y guarde la tarjeta en la bolsa trasera de mis jeans – Ven, Montaremos a Luna- camino hasta una de las caballerizas y saco de ella a una hermosa yegua blanca, en un santiamén había tomado lugar sobre ella, guío al animal hasta mi costado, Negai-san se inclino hacia mi y me tendió la mano –Vamos, sube o llegaremos tarde para la cena- con torpeza casi evidente y la vergüenza adornándome el rostro, puse el pie sobre el estribo y tome lugar tras de él, me sujeté de los costados de la montura, sinceramente jamás había montado a caballo, me parecían animales dóciles pero definitivamente preferiría conducir el destartalado auto (herencia de mi abuelo) que me regalo papá para mi cumpleaños numero diez y seis. Negai-san volteo a verme – No es seguro que te agarres de la montura, es mejor que te abraces a mi cintura- me detuve a repetir mentalmente las palabras de Negai-san -¿¡A TU CINTURA?!- mi voz rompió con la tranquila atmósfera del lugar, Negai-san volteo algo aturdido – ¿Prefieres ir al frente?- ir al frente sería como invitarlo a que se abrazara a mi, y si la situación ya me parecía bastante incomoda, era mejor continuar para terminar con esto rápidamente – No, así esta bien- dije en un tono mas seguro - como gustes- el sonrío y se giro hacia al frente, yo intente tranquilizarme, pero sobretodo, de mentalizarme, esto no era del todo un abrazo, solo estaba tomando “medidas de seguridad”, además, los hombres no se abrazan, somos machos, hombres de verdad, no había motivo por el cual deba ponerme nervioso. Casi conteniendo la respiración, lentamente, mis temblorosos brazos envolvieron su estrecha cintura, Negai-san trío un poco de las riendas de la yegua, Luna, como le llamó él, salio disparada de las caballerizas, no me di cuenta cuando había cerrado los ojos, pero cuando los abrí estaba aferrado a su cuerpo, con la cabeza recargada en su espalda – estaremos ahí en diez minutos, conozco un atajo, solo promete no decírselo a nadie-

Luna corría rápidamente entre las arboledas, el sol había desaparecido ya, y la que compartía su nombre se encontraba adornando el cielo, colando sus rayos entre las ramas, iluminando tenuemente nuestro camino.

Negai-san mantuvo el silencio, aun intentando abrazarle lo menos posible, la proximidad con su cuerpo me hizo sentir su calidez, el viento frío debía azotarle el rostro, pero el no parecía inmutarse, recorrimos de forma serpenteante las veredas, empezaba a asustarme, no había nada mas que esta gigantesca extensión de árboles frondosos, temeroso levante la mirada hacia el frente y vi una luz en la lejanía – ya estamos cerca- mencionó mi acompañante. Conforme nos íbamos acercando pude ver la enorme edificación. Negai-san guío a la yegua hasta las caballerizas, pude ver que en las afueras de lo que era el complejo habitacional, estaban los anteriormente mencionados carruajes, tenían un estilo igualmente antiguo, que al mirarlas me hacían pensar en alguna atracción de un parque temático. Bajamos de Luna, yo con mi torpeza de novato y Negai-san con una delicadeza casi principesca, haciéndome sentir idiota. Él guardó en el establo a nuestra acompañante y le acaricio la cabeza – Gracias preciosa- le deposito un beso, cerro el pórtico y camino hacia afuera del lugar. Entramos al edificio, era casi tan calido como el cuerpo de Negai-san, cuando ese pensamiento se coló en mi interior, sacudí la cabeza tratando de borrarle – ¡Ryoooooooooooooo!- un chico de sonrisa alegre y castaños cabellos se lanzo con los brazos abiertos en dirección a mi compañero – Hati, buenas noches- el aludido le apretó fuerte y cariñosamente – Creí que no llegarías a tiempo- le soltó y un chico de cabellos negros y largos y de expresión parca se acerco al lugar – Hati, Ryo no tiene ni cinco minutos de haber llegado y ya estas asfixiándole con tu afecto desmesurado, deberías estar en el comedor, no has comido nada por mantenerte en la puerta como macota esperando a su dueño, sin mencionar que faltaste a las tres ultimas clases- Negai-san se mostró preocupado – Hati, te he dicho que no es necesario que esperes en la puerta, y mucho menos que faltes a clases- Hati le dirigió una mirada molesta y le izo un mohín al recién llegado – utA ¿estuviste espiándome de nuevo?- utA se sonrojo un poco y apretó los labios en signo de molestia, Hati se giro hacia Negai-san – no hay diferencia alguna de si voy a clases o me quedo a esperarte, igualmente estaré demasiado ocupado pensándote- Negai-san sonrío incómodamente , el castaño volteo a verme – tu debes ser el chico nuevo, mucho gusto, mi nombre es Hati- me extendió la mano animosamente, le salude, sus cabellos ondulados y su amplia sonrisa eran un factor de distracción masivo, si uno le observaba demasiado podían confundirle con una chica- El gruñón de allá es utA- el aludido hizo una inclinación de cabeza – Soy Yoshida Hiroshi, pero pueden llamarme Hizumi- Negai-san dió unos pasos en dirección al interior – Vamos chicos, se hará tarde y no quiero generar problemas con prefecto-

El comedor era grande gigantesco, según me menciono Hati, caben doscientas personas, el lugar en la mesa asignado para mi era precisamente el numero doscientos, al final, justo frente a Negai-san y a un lado de utA, Hati estaba flanqueando a Negai-san.

No hubo mas presentaciones cuando llegamos, las demás personas parecían estar en sus cosas. Al terminar la cena, Hati se despidió animosamente de Negai-san aprisionándolo de nuevo en sus brazos – Que duermas bien Ryo-chan- hundió la cabeza en su clavícula y momentáneamente me vi recordándome abrazado a su cintura, voltee en otra dirección intentado alejar el recuerdo recién invocado por mis memorias. Negai-san sonrío levemente –Que descanses Hati- después el castaño se colgó del brazo de utA –Buenas noches, con permiso- dijo el de cabellos negros, con una seriedad extrema que desentonaba con el rojo de sus mejillas. Yo hice una inclinación a modo de despedida. Los chicos se marcharon dejándome en el pasillo con Negai-san – Acompáñame, te mostraré nuestras habitaciones- subimos por unas escaleras majestuosas – es hacia el ala oeste, espero que no tengas problemas en recordar el camino- observe cada detalle, Negai-san no era mi lazarillo. Después de girar dos veces a la derecha, y contar tres puertas ahí se encontraba nuestra habitación.

Al entrar un aroma familiar se hizo presente, lo reconocí, era el aroma que emanaba del cuerpo de Negai-san, un aroma fresco y delicioso, me reprendí a mi mismo por esos pensamientos, no tenía ni un solo día aquí y ya estaba mariconeando. En la entrada se encontraba una sala pequeña de muy buen gusto, en el suelo se extendía una alfombra de aspecto costoso y un gran ventanal al fondo, a los costados del ventanal se hallaban dos puertas, una a la izquierda que era el armario y el de la derecha, que era el baño, según dijo mi compañero, y todo esto era coronado por un bello candelabro de cristal colgando del techo. En las paredes de los costados, justo al centro estaban unas puertas, tan idénticamente talladas que parecían reflejarse la una en la otra – la de la derecha es mi habitación, la de la izquierda es la tuya - Negai-san se saco el abrigo, desato su bufanda y las guardo en el armario, yo le observe detenidamente, como un tonto, el sonrío con timidez, y yo gire la mirada fingiendo indiferencia - esta mañana el prefecto dejó el horario de clases que se te asigno, debe estar sobre tu escritorio, y por cierto, el desayuno se sirve a las siete- me limite a decir-Gracias, lo tendré en mente- Negai-san abrió la puerta de mi nueva habitación, y con un ademán me invito a pasar, el permaneció en el marco, me adentre en mi cuarto, mi valija ya se encontraba ahí, note que al igual que el resto del lugar, desbordaba en lujo y ese estilo victoriano, la cama tenia un aspecto gracioso, con ese dosel parecía mas el cuarto de una princesa que de un varón, pero creo que al ser un chico que creció en un edificio departamental de renta y con una vida de nivel socioeconómico medio, todo eso era completamente desconocido e inusual para mi. Todo era en colores grisáceos, a excepción del encolchado que era de color negro, eso fue lo que mas me gusto, después de todo, el negro era mi color favorito. Tenia una ventana con cortinas claras por las cuales se colaba la luna, y al lado izquierdo estaba el escritorio – Espero que estés cómodo, ahora, me iré a dormir, que tengas buenas noches Hizumi-san- camine hacia la puerta – Que tenga buenas noches Negai-san- el detuvo su marcha y volteo - Llámame Ryo- me regalo una hermosa sonrisa que me dejo congelado, sentí que los colores se me vinieron al rostro y evadí nuevamente sus ojos negros – Oyasuminasai Ryo-san- como podía estar tan nervioso con una simple sonrisa- Oyasumi Hizumi-san- mis ojos inquietos, casi como victimas de un hipnotismo, le siguieron hasta que su silueta se oculto tras mi puerta.

Cuando volví al planeta tierra la realidad me dio un duro golpe, recordé el motivo por el cual había venido a este internado, agobiado por los recuerdos saque de mi mochila mis pastillas para dormir y mis antidepresivos, rebusque mi botella con agua, tome la dosis necesaria y me tire en la cama de un salto – por que soy yo quien tiene que salir huyendo…- si tan solo las cosas no se hubieran salido de control, si yo no hubiera jalado el gatillo, mi madre no se encontraría al borde de la locura, mi padre no seria un morador de los silencios, y mis manos estarían limpias. Continuar con la vida cuando has tocado la puerta al infierno es casi imposible, siempre arrastrarías algo de ese infierno para la eternidad, así viva en este internado, así haya sido declarado inocente, yo era un criminal y no había un lugar llamado hogar para alguien que se ha convertido en un asesino. Mis ojos se inundaron en lagrimas, poco a poco se iban rindiendo al sueño, por fin dormiría un poco, una dulce canción se escuchaba a la lejanía, me arrullaba, me decía, que todo iba estar bien, no se si era el efecto de las fuertes pastillas para dormir, pero yo quería creer que en un gesto de piedad el cielo había enviado un ángel a cantarme una dulce canción de cuna.
__________________________________________
GRACIAS POR LEER


Última edición por ++Vana++ el Mar Ene 04, 2011 5:12 pm, editado 1 vez
avatar
++Vana++
Mura
Mura

SCREWCHALLENGE#1 : SCREWCHALLENGE#1
Mensajes : 1465
Fecha de inscripción : 19/12/2010
Edad : 29
Localización : En mi paraíso personal

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ++Negai++ 9Goats Black Out X D'espairsRay

Mensaje por Hikka el Vie Dic 31, 2010 9:28 am

No, claro que no hay problema en que pongas Fics de otras bandas.
Pero para evitar la confusión de Fanfics en una misma sección crearemos una categoría especial.

Así que tu fic será movido hacia allá Smile
avatar
Hikka
Admin

Mensajes : 61
Fecha de inscripción : 07/11/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ++Negai++ 9Goats Black Out X D'espairsRay

Mensaje por nooru el Vie Dic 31, 2010 12:46 pm

Ahhhh hermosooo
me gusto muxo!!!
Esperare con ansias para ver como se desarrolla esto *¬*
Gracias x el fic.
avatar
nooru
Team Subs

SCREWCHALLENGE#1 : SCREWCHALLENGE#1
Mensajes : 640
Fecha de inscripción : 19/12/2010
Edad : 25
Localización : En tus mejores sueños

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ++Negai++ 9Goats Black Out X D'espairsRay

Mensaje por ++Vana++ el Mar Ene 04, 2011 4:59 pm

Capitulo 2: ¿Quien eres?


Cuando llegue a casa escuche tus gritos, gritos desesperados, cosas quebrándose, golpes, y respiraciones forzosas, el miedo me invadió, pronto, esa dulce voz, entonando una canción preciosa, me devolvió la calma, me arropó, abrí los ojos cuando el canto termino, el miedo volvió, todo a mi alrededor me resultaba poco familiar, traté de reconocer el lugar en el que me encontraba, voltee en todas direcciones hasta que el ventanal enorme, el dosel y la costosa decoración me recordó que estaba en los dormitorios del instituto – Tranquilo Hizumi, tranquilo- me dije a mi mismo hasta que mi corazón empezó a tranquilizarse, me puse de pie, el contacto de mis pies desnudos con el piso helado me provocaron escalofríos, me calce las pantuflas que había a un lado de mi cama, cortesía de la solemne universidad, abrí mi valija y saque de ella mi uniforme y mi shampoo, necesitaba un buen baño para despejarme, camine hasta la puerta de mi habitación, rumbo a la ante-sala, gire la perilla y mis ojos se abrieron como platos. El estaba ahí tomando una taza de café con el cabello húmedo, desparramado, con la toalla sobre sus hombros, la camisa desabotonada mostraba la blancura de su pecho, su pantalón estaba desabrochado así que podía ver sobresalir el borde de su ropa interior – Hizumi-san, buenos días- quise decir algo, pero creo que me quede mudo –¿Hizumi-san?- su negro mirar contra el mío no ayudaba, así que me gire en dirección a la ducha – Buenos días Negai-san, perdón, es decir, Ryo-san- mi voz sonaba como la de alguien a quien descubrieron espiando – tomaré un baño, con permiso- el sonrío e hizo un ademán para que avanzara –adelante- entre con rapidez, mi actitud era de lo mas extraña desde que llegue -a mi no me gustan los chicos, es culpa del tal Ryo- me empecé a despojar de la ropa hasta quedar desnudo - se pasea por ahí con la camisa desabotonada y el cabello húmedo con esa actitud sensual- ¿SENSUAL? ¿El me parecía sensual?– ¡DEBES ESTAR BROMEANDOOOOOOOOOOOOOOO!- mi grito resonó fuerte y claro por el lugar, la puerta de la regadera se abrió rápidamente – ¡¿Hizumi-san, estas bien?!- me miro a la cara con preocupación, después casi instintivamente me miro de arriba abajo, su expresión se mostró neutra – Ho, lo lamento- se giro, yo tome la toalla y la ate a mis caderas –¿Todo esta bien, Hizumi-san?- busque las palabras en mi cerebro como quien busca una aguja en un pajar –no-no-no no es nada Negai-san- me miro con extrañeza, seguramente el juicio que tenía de mi, que pienso no era del todo bueno, había terminado por joderse - ¿seguro?- definitivamente no estaba seguro, apoye las manos en mis caderas, en una pose varonil y heroica – seguro, solo, cantaba, ya sabes- en un movimiento involuntario, la toalla que descansaba en mis caderas resbaló, dejándome en traje de Adán por segunda vez, estaba tan avergonzado que me quede estático, Negai-san no dijo palabra alguna, solo se inclino, tomo la toalla y me la tendió, justo iba a tomarla cuando –¡NOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!- ambos volteamos a la ante-sala y ahí estaba Hati con una expresión aterradora – Ryo… tu…- Tome la toalla y me tape rápidamente, al parecer con el jaleo que armamos Ryo-san y yo no escuchamos cuando Hati entro –Hati, no es lo que estas pensando- yo salí en mi defensa –¡no, en absoluto!- Hati estaba congelado – Hizumi-san y yo no- Hati parecía no respirar-Yo solo grite y Ryo-san- el castaño se tapo las boca con ambas manos – Hati, Hizumi-san- Negai-san y yo hacíamos un nudo de palabras para intentar explicar la penosa situación, pero el castaño indignado y con ojos llorosos salio corriendo de nuestras habitaciones- ¡HATI!- el grito de Ryo no lo detuvo- ¡MALDICIOOOOOOOOON!- grite molesto – terminaré de alistarme y hablare con él, puedes estar tranquilo- Ryo se giro sobre sus talones y camino hasta su habitación. Cerré la puerta con pestillo, aunque todo lo que pude haber ocultado en honor a la decencia yo ya lo había exhibido como un vil nudista, aun me quedaba algo de vergüenza, solo quería que me tragara la tierra, abrí la regadera y deje que el agua caliente se llevara un poco de mis pensamientos. Al terminar me vestí y camine rumbo al comedor – ¿como rayos voy a darle la cara a Hati-san?- él ya debería haber formado ideas aberrantes de Ryo-san y yo en la regadera, yo estaba desnudo, él con la ropa desabrochada y el cabello húmedo ¿y si se lo cuenta a alguien? No, no lo creo, somos hombres, no puede ser, además Ryo-san ni siquiera se mostró interesado… me miro como quien ve a un bebe en pañales, ¬_¬* el muy arrogante ni siquiera se sonrojo al verme, ¿soy tan poco atractivo? ToT ....-¡¿ATRACTIVOOOOOOOOOOOO?!- ¡pero que demonios estoy diciendo! Me lleve las manos a la cabeza jalándome el cabello - ¿Hizumi-san?- tras de mi se encontraba utA con una cara de desconcierto, será por mis manos jalándome el cabello o por que definitivamente Hati-san le contó – Hizumi-san, Hati- noooooo, ¡se entero! ¿Qué le dijo Hati?- nada de lo que te dijo fue verdad, yo estaba desnudo y Negai-san solo intentaba ayudarme, pero yo no necesitaba ayuda, entonces Hati-san, pero NO, se lo juro utA-san, Negai-san y yo- utA puso la mirada de alguien que definitivamente no entendía nada en lo absoluto – Hizumi-san ¿eres siempre tan elocuente?- un suspiro escapo de entre mis labios. Camino al comedor le explique a utA lo que sucedió esta mañana, el se mostró comprensivo y atento, al terminar mi historia solo atino a decir –Hati es algo exagerado cuando se trata de Ryo, no te preocupes, si Ryo dijo que hablaría con él, Hati lo entenderá, puedes estar tranquilo- el alma me volvió al cuerpo. La verdad esa mañana no desayune nada, a pesar de que utA insistió en que probara bocado, pero es la ausencia de Hati y de Ryo que me tenia de nervios. Entre al que se supone será mi salón de clases, el profesor me asigno un asiento y continuo dándonos la bienvenida al curso, la puerta sea abrió repentinamente –Sensei, mis disculpas, me permite pasar- el profesor le dirigió una mirada desaprobatoria, pero sus labios dijeron lo contrario a sus expresiones –Adelante- Ryo entro al salón, algunos compañeros cuchichearon algo molestos. Él se sentó a mi costado, los pupitres eran dobles así que no me quedaba mas que intentar no pensar en lo de esta mañana –no te preocupes, ya he hablado con Hati- susurro, a mi se me erizo la piel. Mi mente vagó un poco, su perfume fresco me idiotizaba. Me pregunto por que Ryo tiene que darle explicaciones a Hati ¿ellos eran pareja? En realidad no culpo a Ryo, Hati es un chico demasiado lindo, pero que de genial puede tener estar hombre con hombre. –Todo seria cuestión de probar- ¿cuestión de probar?- Puede que tengas razón- ¡WTF! analicé mis palabras y me gire espantado a ver a Ryo – ¡QUE!- Ryo se giro a verme y la voz del profesor arribo – ¿tiene algo que compartir con la clase Yoshida-san?- algo asustado negué con la cabeza completamente avergonzado, mis compañeros rieron por lo bajo -Continúe por favor Negai-san- Ryo continuo en voz alta para la clase- Antes de dar un veredicto sobre si un escritor es bueno o malo, pienso que es cuestión de probar, no hay de dejarse llevar por la portada- después recordé que estábamos en la clase de literatura, yo estaba demasiado distraído.

El timbre sonó, me dolía la cabeza –¿Hizumi-san, no te gusta la literatura?- pregunto Ryo – en realidad no se mucho del tema, no es que no me guste, es solo que estoy poco familiarizado- Ryo tenia apariencia de ser muy culto al respecto –¿sigues preocupado por lo de esta mañana?- la pregunta me descoloco un poco – digamos que no es precisamente algo por lo que quiero que Hati-san me recuerde- francamente me sentía pésimo, y hablando del rey de roma, el castaño estaba frente a nosotros –Ryoooooooooooo- se le lanzo a los brazos como si no le hubiera visto en siglos pero antes de lograr su cometido utA le tomo por el saco –Deja de actuar como un cachorro- Hati le hizo un puchero y tomo compostura – comamos en el jardín Ryo, Hizumi-kun, tu puedes acompañarnos- el no se veía afectado en absoluto.

Hati traía consigo lo que parecía ser un obento de gran tamaño, todos tomamos lugar en el césped, la comida estaba deliciosa –Hizumi-kun, cuéntanos sobre ti ¿de donde vienes? ¿Por que decidiste venir a este instituto?- un nudo se hizo en mi garganta – en realidad no hay mucho que decir… el instituto me pareció el adecuado…- estaba lo suficientemente lejos de casa, lejos de mis padres. Mi respuesta dejo unos rostros insatisfechos – si, si, eso podemos suponerlo Hizumi-kun, pero por ejemplo, cuéntame de tu familia- mi familia…- Mi padre es abogado- me defendió a pesar de lo que siente por mi, a pesar de su odio… - mi madre se dedica al hogar – era un psicóloga reconocida, hasta que yo la lleve al punto de la locura – una familia normal… - Hati me miro ilusionado – ¿tienes hermanitos?- hermanos… -soy hijo único- no me pregunten mas, yo… no quiero hablar de esto, no de esto por favor…- ¿Hizumi-kun, estas saliendo con alguien?- utA le dio un tirón de la oreja -¿que clase de pregunta es esa Hati?- el castaño se quejo –¡duele utA!- el chico serio le soltó – ¡TE ODIO!- le grito el castaño y se acerco lloriqueando hasta Ryo –utA es un monstruo, si vieras lo que me hace por las noches Ryo- Ryo, utA y yo nos sonrojamos – ¡QUE ESTAS DICIENDO HATI!- menciono el azabache completamente rojo, Hati se repegó mas a Ryo –Todas las noches él…- Ryo y yo volteamos a ver con odio a utA – un momento, yo nunca… yo, jamás, no sería capas- Ryo le miro con el ceño fruncido –Todas las noches me grita para que haga los deberes – la cara de Ryo era un poema –¡DEJA DE DECIR COSAS QUE PUEDAN MALINTERPRETARSE!- gritó utA, la risa de Ryo fluyo ligera de entre sus labios –¡ES UN MONSTRUOOOOO, DEJAME MUDARME A TU HABITACIÓN RYOO!- sin poder evitarlo mi risa se coló entre la de Ryo –También tu Hizumi-san- utA se agarró la cabeza en signo de desesperación. Por un momento mis problemas se fueron, ellos eran tan transparentes que sinceramente, no importaba quien rayos era yo, por que podía perderme entre sus risas y el alegre sonido de sus voces.

Las clases continuaron después del receso, estudiar en este lugar era un poco agotador, al ser una escuela especializada en las Artes, nuestros conocimientos tenían que ser variados, yo elegí de el programa las clases de canto, piano, pintura, diseño, entre otras, cada una de ellas eran tomadas con seriedad por el alumnado, ninguno de ellos parecía capaz de aventar pelotas de papel o hacer guerras de comida como lo solían hacer mis compañeros de la preparatoria, aquí la paz era un estado permanente, y si no fuera por las locuras de Hati, esto sería como un perfecto mundo aparte.

Noté que Ryo no tomaba la clase de canto ni la de piano, utA mencionó que últimamente Ryo esta muy enfocado en la pintura y el diseño, cosa de la que pude darme cuenta de inmediato, su talento era superior al de nuestros compañeros, tan notorio que mencionarlo no era necesario.

Al terminar las clases no quise cenar, fui directo a mi habitación, me excuse diciendo que aun no había desempacado, y siendo sincero, realmente no lo había hecho. Al volver ahí nuevamente su embriagadora fragancia se adueño de mi, mi mente trajo esa visión de su pecho blanco, de su cabello largo, de como su mandíbula se tensaba al beber el café, el filo de ese hueso de su cadera. Fui al baño a lavarme la cara, necesitaba despejarme, quitar esas tontas imágenes de mi cabeza. Me vi al espejo y recordé el incidente de esta mañana, su mirada profunda mostrándose mortecina, como si nada, su indiferencia me dolió - ¿que esperabas Hizumi? ¿Qué se te lanzara encima?- le dije a mi reflejo -Además, no es que el me gus..te, o si?- Salí del baño y fui rumbo a mi cuarto, me saque el uniforme y vestí algo cómodo, unos jeans y una playera negra, desempaqué mis cosas, al terminar, unos ruidos me hicieron caminar hacia la ventana. Era Ryo, estaba paseando a Luna, la yegua blanca del otro día, se le veía apacible mientras le acariciaba el lomo, él levanto la mirada y se encontró observado por mi, al verme sonrío y dijo unas palabras insonoras que me obligaron a abrir la ventana, el viento fresco ondeaba sus cabellos y la cortina –Quieres dar un paseo?- la verdad no sabia que decir, estaba algo cansado, pero no pude negarme –bajo enseguida-

Cuando llegue a su encuentro el me hizo un ademán para que me acercara – Hizumi-san ¿te gustaría montar a luna?- yo le mire algo desconfiado- suena peligroso- su sonora carcajada era casi tan sublime como su sonrisa – anda, sube, yo tomaré las riendas, necesitas acostumbrarte, los caballos son el medio de transporte del instituto, son elegantes y ecologistas- subí a la yegua de la misma torpe manera que la primera vez, Ryo nos guío por entre el bosque que se encontraba tras los dormitorios, recorrimos una vereda larga por alrededor de diez minutos, el silencio era cómodo, sin embargo, Ryo lo rompió – Esta es mi parte favorita del instituto- frente a nosotros se mostraba un precioso lago, el agua era como un divino espejo, el me invito a bajar de la yegua un momento, yo accedí, me tendió la mano, me apoye pero mi pie se atoro en el estribo y fui a caerme sobre él - ouch- sus respiración chocaba contra mi mejilla, voltee a verle, sus ojos negros me miraban – Hizumi-san, pesas- yo me enderece lo mas rápido que pude – lo lamento, Negai-san- le ayude a ponerse de pie, pero, que poco tacto tiene, decirme “pesas” ¡Discúlpame si no soy un costal de plumas! - yo… lamento lo de esta mañana- su tono de voz fue vacilante, cosa que me sorprendió – no acostumbro abrir las puertas de esa manera, es solo que Hati suele hacerme bromas a menudo y por tu grito pensé que se trataba de eso- Hati, Hati, Hati – ¡Acaso estas saliendo con el!- antes de que pudiera controlarlo las palabras se me salieron, Ryo solo abrió los ojos como platos y se sonrojo, cosa que por supuesto no me alegro en lo absoluto – Hizumi-san, Hati y yo solo somos amigos de la infancia, nunca podría haber ese tipo de relación entre nosotros…- yo quería que me partiera un rayo por la vergüenza, pero al escuchar su contestación me sentí feliz- además…- además ¿además qué Ryo? – yo estoy comprometido…- ¿puedo morir ahora? ¡Un momento! No-no no tengo motivos para morir por algo asi ¬_¬* - Entiendo, felicidades Negai-san, no todos encontramos al amor de nuestra vida a los 18- creo que mi ironía salió a relucir – Nunca dije que ella era el amor de mi vida- el puso un rostro molesto – y te pediré que dejes de usar el keigo conmigo, es innecesario, tenemos la misma edad y no es como si fuera tu sempai- se me quedo viendo, y eso me hizo fruncir el entrecejo – no hay la confianza suficiente- el frunció el cejo al igual que yo – Después de haberte visto desnudo no me imagino que mas se necesita para entrar en confianza- quise arder en cólera – Si no fueras tan irrespetuoso jamás me habrías visto así, no hables como si deseara seducirte- el se subió en un santiamén a la yegua – y tu no hables como si fueras capas de hacerlo, no tengo tan mal gusto- Luna relincho y desaparecieron por entre los árboles.

El camino de regreso fue difícil, estaba obscureciendo, camine a tientas por un rato hasta que distinguí las luces de los dormitorios, subí hasta mi habitación molesto, no quería verlo, todo esto parecía genial el día de ayer, y ahora nada seria igual, me siento ofendido, me siento humillado.

Cuando llegue a la puerta, gire rápidamente la perilla, note que todo estaba a obscuras, él ya debería estar dormido, mi reloj marcaba las 12:05, eso me recordó que mi sentido de la orientación era bastante malo. Como todas las noches tome mis pastillas para dormir y los antidepresivos, me saque la playera, avente los jeans por algún lugar del suelo y me avente de espaldas a la mullida cama, pronto fui llevado a ese lugar de mi inconciencia, el lugar donde deseaba estar siempre.

Gritos… -¿Mamá? - caminando por estos pasillos, como cada noche – ¿Mama?- ese llanto incesante, detenlo… – ¡NO VENGAS HIROSHI!- no de nuevo, no quiero ver esto de nuevo… – ¡Mama!- el río de lagrimas, y esas lagrimas que se disuelven entre la sangre -¡MAMAAAAAAAAA!- ¡SANGRE! – ¡HUYE HIROSHI!- ¡MAS SANGRE! -¡MAMAAAA!- sus manos… -¡HUYE!- sus ojos…- ¡Hiro-kun, bienvenido a casa!- el sonido de su voz – ¿Quieres jugar con nosotros?- no me toques…-¡SUELTALO!- ¡NO ME TOQUES!- ¡Mamaaaaaaaa!- jalaré el gatillo otra vez… otra vez… otra vez… como cada noche –¡NO!- me convertiré en el asesino como cada noche desde esa vez -¡NOOOOOOOOOOOOOOOO! ¡NOOOOOOOOOOO!- una voz –¡HIZUMI!- ¡SALVAME!- ¡HIZUMI REACCIONA!- SALVAME- ¡HIZUMI, ES SOLO UNA PESADILLA, ABRE LOS OJOS!- ¿una pesadilla?-¡SALVAME!- tu perfume, estas aquí – Sálvame…- ¡NO ME SUELTES! –Tranquilo, ya paso, tranquilo- estas aquí…- No me sueltes- no me mires, no me mires así…- Tranquilo, no iré a ningún lado- no me mires así… - Ryo… - cierra los ojos…- Hizumi..- y me perdí en sus labios.
avatar
++Vana++
Mura
Mura

SCREWCHALLENGE#1 : SCREWCHALLENGE#1
Mensajes : 1465
Fecha de inscripción : 19/12/2010
Edad : 29
Localización : En mi paraíso personal

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ++Negai++ 9Goats Black Out X D'espairsRay

Mensaje por nooru el Jue Ene 06, 2011 4:28 pm

OMG!!!! Waaa
esta super buena la historia!!!
me contube de gritar y reirme como boba jejejeje
xq ahi estaba mi mama y mi abuelo cerca ¬¬
muy buena la trama!!!! me tiene en suspenso O.o
esperare las demas cn ansias
gambate kudasai Vana-chan onegai!!!
me encanta tu trabajo ya soy una fan tuya Wink
avatar
nooru
Team Subs

SCREWCHALLENGE#1 : SCREWCHALLENGE#1
Mensajes : 640
Fecha de inscripción : 19/12/2010
Edad : 25
Localización : En tus mejores sueños

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ++Negai++ 9Goats Black Out X D'espairsRay

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.